jueves, 11 de noviembre de 2010

La selección de las presentaciones en Power Point


Como durante esta semana estoy trabajando el tema de las presentaciones en Power Point en un posgrado que realizo con la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador, veo la necesidad de ampliar algunas ideas en relación a este tipo de medio. 

Parto de considerar que las presentaciones son un medio de enseñanza más, tan importantes como el video, el texto, la pizarra y la voz del profesor. Lo anterior no disminuye su valor, pero obliga a comprender que al estar en presencia de un medio, es necesario recorrer el camino que va desde la selección, pasando por el diseño, su empleo y culminando con la evaluación del medio. 

Me quiero referir en este artículo al primer paso, sin el cual los siguientes no tendían sentido alguno. La selección, punto de partida del trabajo con los medios, se inicia contrariamente a lo que muchos piensan con el análisis de los objetivos, contenidos y métodos. Este es el punto de partida para cualquier medio. Los medios se constituyen en soporte de los métodos y entre ambos se establece una estrecha relación donde uno depende del otro, de tal modo que no hay método que no se exprese a través de un medio, ni medio que no sea soporte de un método.  

La presentaciones en Power Point se seleccionan para la exposición y desarrollo de un tema, para el trabajo con el grupo de clase. Lo mismo son útiles para mostrar lugares distantes que cercanos, objetos diminutos, grandes o peligrosos, sobre los cuales se pueden destacar determinadas partes, llamando la atención con diferentes estímulos indicadores. 

Se emplean para describir las etapas de un proceso, para profundizar sobre un tema determinado, para discutir, entre otras muchas razones. Una presentación en Power Point puede agrupar casi todos los  medios (por supuesto exceptuando la realidad y por ende todos los medios tridimensionales) desde la imagen fija o en movimiento hasta la voz del profesor. La utilidad y los campos de empleo son tan amplios y variados que no tiene sentido práctico enumerarlos. Por eso quiero dedicarme a señalar lo que no se debe hacer o al menos evitar. 

Las presentaciones no son para el estudio independiente del estudiante, con ellas es muy poco lo que el estudiante puede estudiar. Esto significa que las presentaciones deben estar acompañadas de la voz del profesor, no me refiero a que esté inserta en la misma, sino en el caso presencial, que el profesor explique, amplíe, complemente. Sí la presentación está bien realizada, con la cantidad de información necesaria, es muy poco lo que el estudiante puede aprovechar para su estudio posterior. Una presentación con imágenes, que ilustran lo que el profesor señala aporta poco en el estudio independiente, pero enriquece la clase más que sin imágenes. 

Lo importante en todo caso es vincular la imagen con otros medios. Es probable que el profesor acompañe su presentación de un estudio más profundo del tema desarrollado y colocado en su blog o cualquier otro sitio. 

A esto agrego un punto más, que trataré en el diseño del medio y es que la presentación no es para “amplificar” un contenido como suele suceder a menudo. Los profesores copian y pegan textos importados de su procesador de texto, como sí el Power Point se convirtiera en una lupa gigante. Es un error clásico que es producto al desconocimiento que cada medio tiene su propio lenguaje. 

Las presentaciones encuentran un buen empleo en temas puntuales, precisos, donde la combinación de la imagen, el texto y la voz del profesor forman un sistema ideal. No debe dejarse a un lado que esta combinación se apoya además en el factor sorpresa, es decir mostrar la información en el momento preciso, ayudado de las animaciones. 

Una presentación en Power Point le suma grandeza a la clase del profesor, le ahorra tiempo y esfuerzo en su trabajo, así como en el del alumno. Favorece la concentración de la atención, la motivación y el interés, como sucede con todos los medios. 

La selección de este medio, debe considerar además, elementos tales como las condiciones para su uso: iluminación del local, tamaño, color y ubicación de la pantalla de proyección, tamaño del auditorio o distancia a la que se ubica el último de los estudiantes, ubicación del profesor o expositor, entre lo más importantes. No debemos olvidar que en este proceso de selección las características del estudiante para el trabajo con el medio es un factor importante que no debemos dejar de lado. 

En resumen las presentaciones en Power Point son un medio muy útil, que permite trasmitir gran cantidad de información, mantener la atención del estudiante, pero siempre que las seleccionemos adecuadamente, además de un diseño y un empleo adecuados, elementos de los que comentaremos próximamente.

La presentación que se muestra se diseñó para ser trabajada directamente con una pizarra digital interactiva. Podrán apreciar el texto agregado directamente desde la pizarra.


lunes, 8 de noviembre de 2010

La pizarra digital interactiva en los procesos de investigación.

Entre los medios de enseñanza que menos modificaciones tuvo en casi un siglo se encuentra la pizarra. Es tal vez el único medio que siempre está presente en todas las aulas y por lo general asociamos el aula con la pizarra o pizarrón como le llaman.

Su origen está asociado a una piedra de color negro azulado, que se divide en láminas, utilizadas para techar casas y tablas para escribir, por lo que la designación de pizarrón a cualquier tablero para escribir es más que obvia. Hace unas tres décadas la pizarra empezó a cambiar de color, del negro o el verde oscuro al blanco, gracias a la existencia del papel melamínico. La tiza se transformó en un marcador no permanente y con varios colores.

La última de las transformaciones y a su vez la más radical es la pizarra digital interactiva, donde el atributo principal de escribir y borrar se cambió por el de escribir, modificar, guardar y retomar. Las utilidades de este tipo de pizarra son incontables y en la literatura encontramos un mayor peso a su empleo en la educación inicial y media.

Por el contrario muy pocos estudios se refieren a su uso en la educación superior. En cierta medida esto se debe a la poca penetración de este tipo de medio en dicho nivel y por otro en la variedad de carreras y asignaturas existentes en las universidades.

En este comentario quiero resaltar su utilidad en las asignaturas que tienen que ver con la investigación científica. Con mis estudiantes universitarios desarrollo una materia que está incluida dentro del grupo de las asignaturas finales de grado, es decir aquellas que tienen como objetivo integrar los conocimientos mediante un trabajo de investigación. La asignatura se extiende todo el quinto año y es la única que tienen en esa etapa. 

Su nombre tal vez se preste a confusión: “Internado Rotatorio Pedagógico”, pero en esencia el estudiante debe defender un trabajo de investigación científica.

El uso de la pizarra digital interactiva (PDI) en la materia.

En la asignatura que hago referencia los estudiantes deben seguir los pasos de una investigación: aplicar instrumentos, detectar problema, establecer objetivo, crear un plan de trabajo, solucionar el problema mediante un grupo de actividades y elaborar un informe con todos los resultados.

Todas estas etapas se discuten en la PDI a través de los documentos que los estudiantes confeccionan. Con la pizarra se pueden mostrar documentos en varios formatos, se modifican, se escribe sobre ellos, se subraya, se resaltan y por último se archivan en formatos conocidos como es el PDF y el PPT de Power Point.

Los estudiantes mostraron en la PDI los instrumentos que aplicarían, dando la oportunidad de revisar desde la ortografía y la redacción hasta el tipo de pregunta. Lo mismo se hizo para la relación problema objetivo, así como los informes finales de cada etapa. Se conjugó además el acceso a diccionarios y la conexión al aula digital de la asignatura.

En una encuesta aplicada a los estudiantes con los que trabajé este semestre (aclaro que este es el primer semestre que disponemos de la PDI) todos concordaron en considerar la utilidad de la pizarra en la asignatura. A su vez, fue unánime el criterio en reconocer que el empleo de la PDI les sirvió para mejorar su trabajo, tanto en los instrumentos, en la redacción del problema y el objetivo, así como en los informes a rendir. Debo señalar que no todos los estudiantes mostraron en la PDI sus informes, dado la extensión de los mismos y la cantidad de estudiantes. No considero tampoco necesario que para lograr una mayor efectividad todos deban mostrar sus trabajos mediante la PDI.  

A su vez los estudiantes indicaron que no tuvieron dificultad alguna en abrir los documentos generados en la PDI. En este caso cabe señalar que las modificaciones se transforman en un archivo gráfico, como el que se muestra a continuación. 



Por último los estudiantes recomiendan seguir el empleo de la PDI en las revisiones anteriores, exigir que más estudiantes muestren sus trabajos y aprender más el empleo de la pizarra.

De manera subjetiva, debo señalar que he visto un grado cualitativamente superior en la calidad de los informes presentados por los estudiantes actuales, al compararlos con los de semestres anteriores donde no disponíamos de  una PDI. Sin embargo la razón principal no es la pizarra, sino la combinación de esta con diferentes métodos y en especial la motivación de los estudiantes.

Lo anterior no impide que concluyamos señalando que la PDI, encuentra en la educación superior un gran aliado en las asignaturas que tienen que ver directamente con la investigación científica. Como medio de enseñanza favorece el ahorro de tiempo, la concentración de la atención, la motivación, el interés y la seguridad del estudiante en su aprendizaje. Por último en su empleo se ponen de manifiesto diferentes principios didácticos como el del carácter activo de los estudiantes, la vinculación entre la teoría y la práctica y en especial el carácter audiovisual de la enseñanza.

La recomendación más importante es emplear la PDI no como un proyector de video, sino interactuando con la variedad de posibilidades que brinda y combinándola con otros medios en pos de favorecer el aprendizaje de los estudiantes. 

Presentación que empleé en un taller de capacitación con los profesores de la Carrera de Ciencias de Educación en la Universidad Autónoma "Gabriel René Moreno", en Santa Cruz, Bolivia.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Felicidades a mis estudiantes.

El ciclo de la vida siempre se impone, iniciamos el semestre y lo terminamos, aunque no se por qué le llaman semestre sí apenas duró 16 semanas. Resten los días feriados, los de votación, los de marchas, los de problemas técnicos, los organizativos y no quiero llegar al resultado  final pues me asusto al encontrar que tres meses no es igual a un semestre.

Algunos llegaron con la idea que era una asignatura más, aprobarla y seguir en la carrera por llegar al final, otros ingresaron temerosos al salón de computadoras, unos pocos se asomaron a la puerta y no ingresaron más, mientras que la mayoría llegaba temprano para disputarse las máquinas en funcionamiento.

Añado a lo anterior que varios estudiantes me pidieron un cupo en la asignatura, pero me fue imposible acceder por las razones que todos conocen del local y los equipos. 

Sin embargo en ese período tan corto de tiempo logramos varios objetivos. Crearon su Blog, trabajaron con canales de noticias, se mezclaron en Twitter, mostraron sus gustos y preferencias con los videos, se llamaron (algunos sin micrófono) mediante Skype y liberaron sus emociones y deseos en los podcasting que colocaron en el aula digital.

Vimos videos familiares, nos enamoramos más de esta tierra con los videos sobre Santa Cruz, revivimos leyendas locales, nos quedamos con las ganas de viajar a los lugares que mostraron y en especial nos emocionamos, reímos y reflexionamos con la imagen. 

Con los Blogs llegó la apoteosis del curso. Todos se esforzaron, comprendieron que no se trata de una evaluación más, de satisfacer al profesor y lograr aprobar la asignatura, sino de aprender y hacerlo bien. En estos últimos días vivimos la emoción que se siente al dedicar su Blog a un ser querido que ya no está, o a sus hijos y hermanas. Nos trasladamos a sus lugares de origen y sentimos como con las manos se puede trasmitir un mensaje de alegría a quienes no escuchan.

Viví sus blogs, me reí con muchos de sus Twitter, deleité cada minuto de los videos, mis oídos percibieron emocionados sus voces, nos escribimos por Skype aunque estábamos al lado del otro y gracias a ustedes me hice más profesor. 

Para los que nos sentimos profesores estos son los momentos más agradables de la vida.

Gracias por dejarme ser su profesor. 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...