martes, 30 de agosto de 2011

Lo que disfruto y padezco.


Recientemente una profesora me preguntó cómo hacía para organizar mi trabajo, dar clases, publicar en el Blog y además sentirme satisfecho de lo que hago.

Empecé por explicarle que la posibilidad de hacer varias tareas empieza por un uso adecuado de las tecnologías. Mi mayor fuente de actualización es Twitter, en ella encuentro el artículo que más se ajusta a mis intereses, la última noticia tecnológica y las decenas de ideas que otros me permiten leer.

Mi segunda fuente son los estudiantes, con ellos aprendo lo que se puede hacer y en especial lo que no logran alcanzar. Veo sus rostros de duda cuando se pierden en la explicación, o su sonrisa de placer cuando empiezan a reinventarse a sí mismos, tuiteando, escribiendo en su blog, dejando enlaces en Delicious y otras redes.

Con un grupo de mis estudiantes
después de concluir las defensas
de sus trabajos en noveno semestre
La tercera fuente son los profesores colegas de trabajo, de ellos aprendo qué falta por aprender y qué cuesta más trabajo alcanzar en el empleo de las Tics.

Esas fuentes son inagotables, nunca se secan, solo hay escucharlas y provocarlas. Cuando me surge una idea después de acceder a las fuentes, la escribo directamente en EverNote y aunque están sin clasificar, por eso son ideas, accedo a ellas permanentemente.

Sin embargo las fuentes no es lo único que me motiva, parto del criterio que lo que hago es para aprender y sentirme satisfecho y llegar incluso a divertirme.

Pero debo confesar que en ocasiones la satisfacción por el trabajo se me pierde y en otras la dejo pasar. Así es la profesión del profesor, somos seres humanos, no máquinas. Cuando encontramos estudiantes deseosos de aprender no me detengo en explicaciones y detalles, el contenido  fluye libremente. Pero cuando estoy con aquellos que apenas llegan a la universidad para sus clases, que ni siquiera acceden a revisar una página del libro o del aula digital y cuando les preguntan por el concepto más elemental no pueden expresarse, la situación es diferente. No logro adaptarme a la idea que el profesor debe sobreponerse a esos inconvenientes y salir adelante.

Los profesores somos de carne y hueso, somos seres humanos que reaccionamos igual que los demás, necesitamos de la comunicación en los dos sentidos, no en uno solo.

En algunas ocasiones comenté con los estudiantes sobre la película “Leones por Corderos”, protagonizada por Robert Redford, Merryl Streep y Tom Crusie, donde el primero es profesor, la segunda una reportera y el tercero un congresista norteamericano, defensor de la guerra de Irak.

La película gira en tres momentos diferentes, el primero cuando dos estudiantes de Redford, deciden por su propia convicción participar de dicha guerra, el otro la entrevista que Meryl Streep realiza al congresista y la tercera la charla que Reford mantiene con otro estudiante, crítico del sistema pero que prefiere no hacer nada y dejar que las cosas pasen.

En una parte del diálogo con este estudiante Reford dice:

-“Roma está ardiendo. El problema no son los que lo empezaron. El problema somos nosotros. Hay gente que día a día lucha por mejorar las cosas”

El estudiante responde: ¿Dice que es mejor intentar y fallar que no intentar?

Reford : Si.

El estudiante señala: Que más da si acabas en el mismo lugar.

Reford: Al menos hiciste algo.

Es que el profesor actual tiene que sentirse inconforme con los resultados que logra, sufro cuando esos estudiantes siguen con la idea que la evaluación es el castigo, que solo les corresponde vencer la asignatura y librarse de un profesor más. Sin embargo como expresé en otro comentario somos sanadores mentales y por ende debemos imponernos a ese sufrimiento.

Dudamos que se pueda lograr, dudamos que puedan culminar con éxito, pero al final triunfa nuestro deseo, nuestra confianza en que a pesar de todo se logra dejar en ellos una pequeña huella.

Los profesores debemos serlo no por el título, sino por el alma. De ese modo podemos entender lo que disfrutamos y padecemos a la misma vez.

El título del artículo se lo agradezco a mi amiga y profesora de alma y espíritu Elina Hernández Galarraga.

viernes, 26 de agosto de 2011

Ahorrando tiempo.


Hoy es común que los internautas participemos en varias redes sociales, respondamos decenas de correos electrónicos, colguemos fotos y videos en diversos sitios y empleamos varios programas de comunicación como Skype, Messenger, Yahoo o Goolge Talk. 

La variedad de redes, sus formatos para compartir la información y el acceder a cada una por separado, nos roba gran cantidad de tiempo. Además hay que recordar nombres de usuario y claves de acceso, sí no las guardamos directamente en nuestro navegador. 

La tecnología es para ahorrar tiempo, no para perderlo. Si usted desea escribir en sus redes, estar al tanto de lo que otros publican, no puede pasar mucho tiempo ingresando a cada red por separado, requiere optimizar el acceso a ellas y tratar de leer lo que se publica con rapidez. 

Redes sociales a las que se pueden acceder directamente
desde Yoono
En mi caso empleo una excelente herramienta llamada Yoono. Es un servicio que puede descargarse tanto para el escritorio de su computadora, su navegador Web o incluso para su celular inteligente. Con esta aplicación puedo escribir un mensaje y enviarlo automáticamente a mis dos cuentas de Twitter, a mi cuenta en Facebook y a mis contactos en Likendin, todo con un solo clic. Es decir sin ingresar a estas redes, escribo en ellas y leo lo que publican mis contactos, sin acceder directamente, ahorrando tiempo. 

En mi opinión para enviar tweets es más práctico que la interface del propio Twetter, pocas veces accedo a ella, pues todos los mensajes los envío desde Yoono. Lo mismo me sucede con Facebook, donde solo ingreso a su sitio en contadas ocasiones, sin embargo me mantengo al tanto de todas las actualizaciones. 

Otro elemento a favor es que con Yoono no requiero crear previamente una cuenta, para descargar e instalar este excelente gestor de redes sociales. 

Su funcionamiento. 

Primero debe descargar la utilidad que desea, bien para el escritorio de su computadora (desktop), para su navegador Firefox o Google Chrome (browser) o para su celular inteligente (Iphone)

Para escribir un tuiter solo debe
introducir el texto en la zona
¿Qué pasa? y después enviarlo
Una vez descargado Yoono, proceda a su instalación, en el caso de agregarse al navegador, se ejecuta automáticamente. Una vez instalado puede agregar las redes sociales que admite Yoono, que como muestra la imagen superior son varias. En su sitio Web indican que próximamente agregaran otras redes. 

Para agregar las redes solo debe hacer clic en el ícono de la izquierda de la imagen que simula una herramienta. Se despliega una ventana donde debe seleccionar la opción "agregar sitios de redes sociales". Siga los pasos que se indican y en poco tiempo puede agregar todos sus redes a Yoono.

En la imagen se aprecia además el ícono superior, que permite contraer toda la barra. Además puede ver las redes sociales a las que me conecto mediante Yoono. 

También existe la opción de crear una lista de reproducción de su música preferida creando una cuenta de usuario en Last fm 

El empleo de Yoono es para aprovechar al máximo las redes sociales a las que pertenece, optimizando el tiempo. No deje para mañana la instalación de este excelente gestor de redes sociales.

martes, 23 de agosto de 2011

Empleando Dropbox con mis estudiantes.


En comentarios anteriores me referí a los datos obtenidos en las encuestas que cada semestre aplico a mis estudiantes, en especial a los de séptimo y octavo semestre de Lic en Educación. 

Uno de los datos que más llama la atención es que entre el 42 y el 45% de los estudiantes tienen computadoras en su casa, pero de estas solo la mitad se conectan a la Red, o lo que es lo mismo, casi uno de cada tres estudiantes se conecta desde su casa a Internet . El resto lo hace desde un café Internet o los laboratorios de la Carrera. 

Otro resultado de interés en esta encuesta es que casi la totalidad tienen memorias USB, las que emplean para guardar información de todo tipo, desde documentos, música y fotos.  

Considerando los que se conectan a la Red desde su casa y la presencia masiva de memorias USB, podemos comprender que las dos terceras partes de nuestros estudiantes trasladan información de una computadora a otra empleando sus memorias. Ese traslado genera problemas como la inserción permanente de virus en las computadoras, el daño de las memorias y con ello la pérdida de la información, casi siempre irrecuperable. 

Los profesores por lo general orientan a los estudiantes la descarga de determinados tipos de documentos para su análisis posterior y en no pocas ocasiones distribuyen desde sus propias computadoras estos y otros archivos, con los peligros mencionados anteriormente. Esa práctica dañina también la empleé en anteriores semestres y siempre tenía que volver a copiar el programa a los estudiantes que perdieron sus memorias, borraron los datos o fueron destruidos por efecto de los virus. 

Para romper la costumbre de pasar la información de una memoria a otra, decidí emplear con mis alumnos un sistema diferente para distribuir los programas que trabajamos en la asignatura. En otras palabras no se necesita pasar los datos y programas de una memoria a otra. 

Este servicio está relacionado con el concepto de “nube” es decir guardar y compartir la información en servidores especializados. Empleamos los servicios de DropBox, donde creamos una carpeta para archivar  todos los programas y documentos más importantes que empleamos en el curso. La carpeta está siempre a disposición de los estudiantes, pueden descargar dichos programas tantas veces necesiten y saben que siempre está abierta. 

Servicio gratuito de almacenamiento en la nube
A su vez ellos pueden incorporar a esa carpeta los programas o documentos que consideren de interés para todos. No se requiere enviar un correo para indicar la actualización, tampoco es necesario avisar de esas modificaciones pues el servicio de Dropbox se encarga de hacerlo. 

Sin embargo lo más importante es que los estudiantes crean una cuenta en dicho sistema donde pueden archivar sus documentos más importantes. Con esto tienen protegidos dichos documentos y acceden siempre que lo deseen a los archivos que empleamos en las clases. Así se ahorra tiempo, evitando la preocupación permanente del daño a las memorias y la consiguiente pérdida de datos.

A la par de lo anterior los estudiantes instalaron en sus memorias USB un gestor de programas donde incluimos un antivirus, el navegador Mozilla y otros programas que más adelante trabajaremos. Ahora todos ejecutan el navegador directamente desde su memoria USB con las enormes ventajas que esto ofrece.

En semestres pasados observé que la mayoría de los estudiantes no ejecutaban el navegador Web desde sus memorias USB debido a la perdida de datos, producto a los virus y a no volver a pedir nuevamente la copia de dicho programa. Ahora ellos sí tienen alguna pérdida de datos saben que pueden disponer de los programas para su descarga en cualquier lugar.

Sugiero a los profesores crearse una cuenta en Dropbox y dejar en una carpeta los documentos que necesitan ser trabajados por los estudiantes. Asimismo dicha carpeta puede recibir los aportes de los estudiantes y siempre estan disponibles para los estudiantes de los siguientes semestres. 

Acceder a  Dropbox es gratuito y sencillo, anímese a colocar allí todos esos archivos que comparte con los estudiantes, evitando problemas a los estudiantes y trabajando en la nube. 


martes, 16 de agosto de 2011

El dedo en el botón.

El pasado viernes una amiga me invitó, junto a varios compañeros de trabajo a una cena para celebrar su cumpleaños. Todos los invitados teníamos que ver de una manera u otra con los medios y no podía faltar como era nuestra costumbre la conversación, a veces aburrida, sobre los últimos adelantos de la técnica.

La mitad de los controles
que tengo en la casa
Mi amiga se declaró contraria a la dependencia de los medios; desde el teléfono inalámbrico o el celular hasta los controles remotos. Nos contó que su primer esposo estaba constantemente preocupado por estos medios, cada vez que pasaba un largo rato sin recibir una llamada o un mensaje a su celular se preocupaba por sí estaba funcionando correctamente. Igual sucedió cuando instalaron la televisión por cable, se pasaba gran parte del tiempo cambiando de canales para probar la efectividad del control remoto.

En el grupo de amigos había un físico que la criticó imaginándose cómo se sentirían los científicos que habían hecho aportes al estudio de la luz. Nos dijo que hoy nadie duda del comportamiento dual de la luz, las contribuciones de Fresnell, Foucolt, Maxwell, Elster, Geitel y Einstein quienes realizaron grandes aportes a la explicación teórica del comportamiento de la luz, gracias a lo cual se pueden diseñar numerosos dispositivos que hoy funcionan mediante la emisión de un haz de luz.

Por lo general a estos dispositivos se le llaman sistemas de control remoto, pues posibilitan que sin movernos del sitio en que nos encontramos, prendamos la tele, cambiemos de canales, subamos el volumen, o encendamos el equipo de audio y escuchemos tanto la estación preferida como el último compacto que compramos.

Mi tío Celio fue uno de los primeros inventores del control remoto. En su casa instaló un largo cordón eléctrico que daba la vuelta a toda la sala y le permitía prender la tele cuando quisiera, sin moverse de su butaca preferida. Lo más interesante es que el televisor le quedaba a solo dos metros de su butaca. Pero su invención mejor fue emplear una varilla de madera que al introducirla en la perilla de cambio de los canales permitía pasar de uno a otro sin levantarse de su asiento.

Hoy no es necesaria la varilla de mi tío, por el contrario todos los equipos tienen controles remotos. En no pocas ocasiones encontramos en el sofá de la sala varios de estos controles remotos, que por su similitud provocan confusión.

Justo cuando mi amigo físico daba todas sus explicaciones y otras que no me atrevo a escribir por miedo a cometer un error científico, una vecina tocó a la puerta de la casa de nuestra colega de trabajo. La mujer totalmente nerviosa contó que le habían robado su vehículo y necesitaba llamar por teléfono al seguro pero con el vehículo también había desaparecido su teléfono celular.

Después de sus disculpas por interrumpir la cena la vecina pasó a utilizar el teléfono, ubicado en el otro extremo de la sala. Al poco tiempo observamos que el televisor se encendía y apagaba, los canales cambiaban constantemente y nuestra conversación volvió a detenerse. Con enorme curiosidad observábamos la locura del televisor y si no avanzamos mas en nuestras dudas fue porque la vecina apareció en el comedor.

- No se qué le sucede a tu teléfono - preguntó a la anfitriona.

No hizo falta la respuesta a su pregunta, ella llevaba en sus manos el control remoto del televisor, con lo que mi amiga solo tuvo que mirarnos a todos e indicarle a la vecina el sitio donde estaba el teléfono, éste último de teclas y con cable.

viernes, 12 de agosto de 2011

Empleando imágenes en mi clase con una nube de palabras


Seguramente en muchas ocasiones escuchó que : “una imagen vale más que mil palabras”. Una búsqueda en Google me arrojó el espeluznante resultado de casi dos millones de resultados para dicha frase, solo en español. 

Vivimos en una sociedad donde la imagen está en todas partes, es probablemente más importante que la palabra, aun cuando el Nóbel García Márquez en su espectacular discurso “Botella al mar para el Dios de laspalabras”, señala que estamos entrando en el tercer milenio “…bajo el poder de la palabra” 

Esta afirmación realizada en 1997, no podía vislumbrar, ni aun con la imaginación del Gabo, que el contenido audiovisual sea uno de los campos más fuertes de Internet y que las cámaras digitales han superado en varias veces a las analógicas, que existen desde que Niepce tomó su primera foto en 1826.

La imagen es la reina de la Red, es tanto arma de comunicación anónima, como de destrucción de paredes y muros en las calles. 

La imagen es imprescindible en la actividad pedagógica, desde los trazos, letras y números en las pizarras, hasta las fotografías, esquemas y videos empleados miles de veces en nuestras clases. 

Por lo general los profesores tienen problemas para la creación de sus propias imágenes y edición de otras. Tomar una fotografía de un sitio para mostrarla en la clase, sí bien no es complejo en la actualidad, no es una tarea muy empleada por los profesores. Manipular esa imagen con algún programa de edición es aún más difícil.

Sin embargo no siempre son esas las imágenes que podemos emplear. Una forma sencilla, práctica y de un alto valor didáctico es construir una “nube” de palabras de un artículo o trabajo. Con dicha nube se destacan las palabras más repetidas, que son las más importantes y constituyen la esencia del documento.  La imagen generada la podemos colocar en la portada del documento, o del artículo y además de mejorar su presentación visual, favorece la atención del estudiante y su motivación a la lectura del documento.

Utilización didáctica de la nube de palabras

La puede emplear para encabezar un artículo donde desea resaltar unas pocas palabras, como este ejemplo. 

También se puede incluir en una presentación en Power Point, para resumir lo tratado o presentar el tema, tanto en la primera diapositiva como en la última. 

La nube la puede emplear en su Blog, Wiki, Facebook y otras muchas redes sociales.

Comenzando a crear la nube de palabras.

Existen varios sitios en los que se pueden crear nubes de palabras, pero recomiendo por su facilidad a Wordle 

El primer paso es escribir en nuestro navegador la dirección del sitio, a la que puede acceder desde aquí Wordle http://www.wordle.net/ 

La pantalla de bienvenida es ilustrativa de lo qué podemos hacer y en ella se muestra la opción “Create your owm” es decir crear su propia nube. La imagen ilustra el lugar dónde debe hacer clic

Una vez haga clic en Create your owm” la nueva pantalla le ofrece varias opciones, desde escribir o pegar un texto ya creado, copiar una dirección Web o emplear las etiquetas de Delicious.

La imagen muestra la primera de las opciones. Pegue el texto seleccionado, oprima "Go" y se generará la nube de palabras, como la de mi ejemplo.

Un pequeño truco.

Sí desea crear una nube como la que muestro más arriba, escriba las palabras varias veces, en mi caso escribí seis veces la palabra "imagen" y dos veces "utilidad"

La otra opción que aparece en dicha página es la de pegar la dirección Web de una publicación, artículo, su Blog, en fin cualquier dirección generando la nube de palabras. La imagen muestra esta otra posibilidad. Haga clic en submit para generar dicha nube

La tercera posibilidad es la de incorporar sus etiquetas en Delicious y realizar la nube con todos sus marcadores.


Al igual que en el caso anterior haga clic en submit para generar dicha nube.

Con la nube creada.

Después de seleccionar una de estas tres opciones y oprimir el botón correspondiente se creará automáticamente la nube de dichas palabras.

La nueva pantalla es la siguiente:

En ella encuentra diferentes opciones en cada uno de los menús que aparecen tanto en la barra superior, como en la zona inferior.

Edit: En este menú puede deshacer o rehacer los cambios realizados en los otros menús.

Languaje. Con este menú puede suprimir números, palabras en otros idiomas, permitir que todas las letras sean mayúsculas (Make all words UPPER-CASE) o minúsculas con la opción (Make all words lower-case) Existen otras opciones que le permiten combinar formas diferentes de las palabras.

Font. Permite cambiar el tipo de fuente. Este menú combinado con el anterior le da una mayor vistosidad a nuestra nube de palabras.

Layout. Es un menú donde se despliegan variedad de opciones, como las de establecer el máximo de palabras (Maximun Words) Organizar las palabras en orden alfabético (Prefer Alphabetical Order), así como distribuir las palabras en cualquier modo (Horizontal, Vertical, Half and Half, que significa mitad horizontal y mitad vertical o Any which way, que organiza las palabras en todo tipo de dirección).

Esta organización dependerá de la cantidad de palabras que desea incluir en su nube.

Color. Donde puede jugar con combinaciones de colores en las palabras y fondo.

En la parte inferio de esa misma ventana encuentra otras opciones:

Open in Window: Muestra la imagen en otra ventana, útil cuando se trabajan con muchas palabras.

Print: Imprime en su impresora la nube de palabras. No permite copiarlo a un archivo

Randomize: Cambia de modo aleatorio diferentes diseños de texto y fondo. Es útil sí no desea emplear los menús superiores, el programa por sí solo va modificando diferentes opciones.

Save to public gallery. Es el paso final donde guarda su trabajo en el sitio. En este momento se le pide llenar unos datos como indica la imagen.

En Title escriba el titulo que considere adecuado a su nube de palabras. Lo importante del titulo es poder ubicarlo en el sitio Wordle y ser empleado por otras personas.

Username. Escriba su nombre o seudónimo.

Comment. Sí lo prefiere escriba un comentario relacionado con el tema que trata su nube, lo que facilita la búsqueda por otras personas de nubes similares. Lo puede dejar vacío. Para finalizar haga clic en OK.

Esto lo lleva a esta pantalla, donde puede eliminar su trabajo en ese instante o posteriormente.


La dirección que se muestra en rojo, es la que empleará para borrar su nube. Note que cuando ejecute esa acción, la nube será eliminada y sí la colocó en un blog, wiki o Fecebook, desaparecerá.





Por último, sí tiene un Blog, una cuenta en Facebook o en otra red social, puede copiar y pegar el código que se muestra en la parte inferior de la pantalla. De ese modo automáticamente la nube se mostrará, sin necesidad de su intervención.

Como ejemplo le dejo el código de la nube que creé inicialmente utilizando el discurso a los graduados de la Lic en Educación en mi Universidad y que se puede leer en el Blog. Copie y pegue el código que aparece debajo de estas líneas.


<a href="http://www.wordle.net/show/wrdl/3909428/Educaci%C3%B3n"
          title="Wordle: Educación"><img
          src="http://www.wordle.net/thumb/wrdl/3909428/Educaci%C3%B3n"
          alt="Wordle: Educación"
          style="padding:4px;border:1px solid #ddd"></a>

Cómo copiar la nube de palabras.

El sitio no permite la copia de la nube, sin embargo usted puede fácilmente realizar esta operación. En mi caso copié la nube empleando la herramienta Recortes de Windows 7. 

Existen otros programas como  Captura 1.5  Free Scren Capture que permiten capturar la pantalla o una parte de esta. 

Recomiendo también leer el mini tutorial “Capturade la pantalla” donde se ofrecen otras alternativas similares.

Con estos pasos ya no hay justificación para no emplear de otro modo las imágenes en nuestras clases, en especial crear nuestras propias imágenes   y no recurrir a la copia de muchas de ellas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...