lunes, 23 de noviembre de 2015

La portada de la clase.

Recientemente participé en la defensa de una tesis doctoral donde uno de los asistentes grabó todo el acto con un celular. Al concluir, las fotos que nos tomamos los miembros del tribunal con el aspirante, fueron realizadas con varios celulares. No es sorpresa que los celulares, que son dispositivos multifunción sobrepasen a las cámaras digitales.

Prefiero la cámara digital, me gusta manipular su lente, cambiar el diafragma, jugar con la sensibilidad ISO y la velocidad de disparo, pero no dejo de reconocer la utilidad del celular, para tomar esa foto instantánea, registrar el momento oportuno o compartir con amigos sin necesidad de preocuparnos de una cámara. El celular siempre está presente, es el objeto que si lo dejamos en la casa, regresamos a buscarlo.

Nuestros estudiantes emplean sus celulares en múltiples tareas; graban en video parte de la explicación del profesor, toman fotos de lo escrito en la pizarra, o del resumen que uno de sus compañeros hizo de un contenido de la clase.  

Las fotos y los videos, no suelen “quedarse” en la memoria del celular, son compartidos en las redes sociales, en especial Whatsapp. Cada día en los grupos en los que participo en esta Red recibo decenas de imágenes, con los más variados temas. Desde los informativos, publicitarios, recordatorios hasta aquellos de mal gusto y groseros.

Muchas de estas imágenes se apoyan en los conocidos memes, que según Wikipedia; “…se emplean para describir una idea, concepto, situación, expresión y/o pensamiento manifestado en cualquier tipo de medio virtual, cómic, vídeo, textos, imágenes y todo tipo de construcción multimedia que se replica mediante internet de persona a persona hasta alcanzar una amplia difusión”. 

Considerando la importancia de este tipo de mensaje y como mis clases universitarias giran sobre el trabajo con los medios, me di a la tarea de incorporar el meme en mis actividades docentes. A partir de esto es que surge la idea de la Portada de la clase. Esta consiste en la elaboración de un meme y su envío por Whatsapp.

Me impuse la tarea que el meme de Portada de la clase debe cumplir uno o varios de estos requisitos: comunicar una idea, informar del tema a tratar en la clase, recordar una tarea que será objeto de trabajo en la clase, motivar en el contenido a tratar, además de favorecer la interpretación de la imagen y elevar la imaginación del estudiante.

También me trazo como requisito que la fotografía sea propia, tomada con mi cámara digital o mi celular. Descarto emplear imágenes de otros autores, no por el hecho de considerarlas inferiores, sino con el objetivo de esforzarme en la creación de la imagen según el contenido del meme. Un último elemento que trato de incorporar es que el mensaje del meme pueda resultar divertido a la par que reflexivo.

Los memes elaborados para ser la Portada de la clase desempeñan funciones de información, motivación, de control y afectivas valorativas. Estos memes son enviados el mismo día de la clase y por lo general la mayoría de los estudiantes los ven antes del inicio de esta. Esto se verifica con los mensajes de aprobación que casi de inmediato recibo en los grupos de Whatsapp.

Algunos memes que fueron Portada de la clase


Este meme cumple la función informativa, creado para recordar una clase donde trabajaríamos con el conocido programa PowerPoint.

En el busqué que la imagen tenga también una pequeña cuota de humor y que porte algún tipo de mensaje relacionado con dichos locales. Como en este caso que “ni el gato se lo quiere perder”.



Esta imagen al igual que la anterior es informativa, pero favorece la idea de la diversidad y variedad de redes que forman un tejido como los cables eléctricos de la imagen.

Sugieren la pluralidad de redes, sus numerosos empleos y el “enredo” que nos creamos al participar en varias de ellas.










Como parte del trabajo grupal, los estudiantes organizan concursos que sobre la base de la ludificación cumplen el objetivo de profundizar

en otros temas.

Este meme se elaboró para recordar un concurso sobre redes sociales, con el empleo de Moodle.

Al igual que el primero de los ejemplos logré introducir algo de humor a la comunicación.

En ste meme recordamos una de las tareas grupales apoyada en la gamificación. Cuatro estudiantes crearon una radio digital que dos veces a la semana trasmitían en vivo por espacio de una hora.

Empleaban Facebook y Whatsapp para realizar pequeños concursos con sus compañeros de clases. Todos los martes y jueves en la noche el grupo de Whatsapp se llenaba de mensajes, con las respuestas a los concursos de la radio Fifi. 

El nombre corresponde a las iniciales de los nombres de cada una de las integrantes.

En respuesta a ese meme las integrantes del grupo Fifi crearon su propio meme que difundieron en el grupo de Whatsapp.

El meme combina el castellano con el idioma Guaraní que es una de las materias de ese semestre.


Otros memes cumplen con la función afectiva como el de la imagen.

En esa ocasión estaba en otra ciudad y se celebraba el día del estudiante. Tomé con el celular una foto y la envíe a uno de los grupos, esperando la reacción. 

Aunque el lugar no sea del todo conocido, es fácil de relacionarlo con la ciudad de Sucre debido al color blanco de su fachada, característico de esta Ciudad. Una vez envíe el meme, se generó un curioso debate sobre el nombre de la iglesia, que me obligó a salir de mi hotel y fotografiar de cerca el lugar.


No todos los memes que empleo como Portada de la clase son para recordar o informar, también algunos como el de la imagen favorece la reflexión y cumplen con la función afectiva. 

El último de los memes de este post tuvo la tarea de iniciar un posgrado. Como los participantes trabajaron conmigo en un módulo anterior donde empleamos Facebook, era de esperar que continuáramos con esta Red. Esa fue la razón del meme, que además tuvo una rápida respuesta de todos los participantes.



En conclusión el meme, es una imagen que porta un texto y que puede cumplir diferentes funciones dentro del proceso de comunicación en el aula. Confeccionarlo es una tarea sencilla, requiere de una aplicación para celular de las que existen muchas de ellas, una imagen y la idea con un elevado nivel de síntesis. 

Si usted es de lo que recibe muchos memes, empiece a crearlos y enviarlos a otros. Si puede involucrar a sus estudiantes, la tarea será tanto educativa como divertida. Pruebe y me comenta.

martes, 10 de noviembre de 2015

Ampliando las herramientas para el rediseño curricular (parte 2)

En el comentario anterior describí una herramienta empleada para obtener información de los estudiantes sobre el por qué matriculó la carrera de Ciencias de educación, por qué se mantiene en ella y en qué área le gustaría especializarse. En aquel post los datos se obtuvieron mediante la aplicación hootcourse.com que conecta la cuenta de Twitter de cada estudiante con un “curso” creado previamente por el profesor. En ese momento las preguntas estuvieron dirigidas a los estudiantes del octavo semestre de la Carrera.


Estudiantes escuchando las orientaciones iniciales
Con el objetivo de contrastar las respuestas con estudiantes de otros semestres, repetí las mismas preguntas, pero esta vez con mis alumnos del quinto semestre de la Carrera. 

También cambié de recurso, esta vez empleé un foro en el aula digital bajo Moodle con la que trabajamos. La diferencia de herramientas reside en que las respuestas no son públicas como las de Twitter, pero de igual modo están accesibles para los que deseen revisarlas.

Por qué matriculaste la Carrera.

Esta fue la primera pregunta, la misma que en el caso anterior. Las respuestas fueron diferentes. Mientras que los estudiantes de octavo se inclinaron por no conocer de qué trata la Carrera y que no tuvieron otras opciones, lo del quinto semestre respondió de forma diferente.

Ellos en su mayoría reconocen que su decisión de matricular la Carrera radica en la importancia que tiene la misma en el desarrollo de la sociedad, en su interés por cambiar el pensamiento de otros, porque les llamó la atención, por vocación, por el ejemplo de la familia, entre otros fundamentos. Una minoría de opiniones señala que fue por el test psicológico, por ser la segunda opción y porque no le gustan los números.

Al comparar las opiniones las diferencias demuestran un mayor conocimiento de estos estudiantes por la Carrera y su disposición de matricularla por su interés, lo que no es así en los actuales de octavo semestre. Habrá que investigar más el porqué de las diferencias. 

Por qué te mantienes en la Carrera.

Al igual que en la anterior indagación la segunda pregunta fue la misma. En esta las diferencias con lo del octavo semestre no son tan dispares como en la primera pregunta. 

Los estudiantes de quinto semestre respondieron en su mayoría que la Carrera les gusta, que valoran la importancia de la educación, que tiene un gran futuro, que les gustó con el tiempo, que quieren terminar lo que comenzaron, que como los grupos son pequeños es más fácil lograr la atención de los profesores y desean tener una profesión.

Como en el caso de los estudiantes de octavo semestre los de quinto tienen los mismos intereses en relación con concluir lo que empezaron y además alcanzar una profesión de gran utilidad.

En qué área te gustaría trabajar una vez concluyas la Carrera.

Como en los dos casos anteriores, la tercera pregunta fue la misma para los dos grupos de estudiantes. Si en el caso de los de octavo semestre sus aspiraciones estaban dirigidas a la administración educativa, los proyectos, la educación especial, la tecnología educativa y la educación especial, los de quinto tienen aspiraciones muy similares.

A dichas áreas los de este semestre suman la educación ambiental, el trabajo con niños, en ONG, alcaldías y gobiernos municipales.

En conclusión el análisis de las tres respuestas demostró que los estudiantes que están en la mitad de la Carrera o en el último tramo de la misma, mantienen su interés de concluir y ser profesionales. Es en estos semestres donde se aprecia la menor cantidad de abandonos, lo que no sucede con los primeros semestres. A su vez se demuestra que tanto los estudiantes de quinto como los del octavo tienen intereses muy similares en cuanto a su trabajo futuro en el campo de la educación. 

Queda demostrado que en la recolección de opiniones para el rediseño curricular pueden ser empleadas diferentes herramientas que se apoyan tanto en las redes sociales, como en plataformas de aprendizaje. Lo principal es que en la selección de la herramienta prime el criterio de la novedad con lo que se puede garantizar el interés de los estudiantes y mejorar la fiabilidad de los resultados. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...