miércoles, 26 de octubre de 2016

Emplear Moodle no garantiza la calidad de un curso a distancia 2/2

En la anterior entrada comenté sobre la necesidad de preparar a los profesores que trabajan en ambientes digitales a distancia. La preparación debe iniciarse por el diseño instruccional de su asignatura, comprender que no es la plataforma la clave del éxito, menos del aprendizaje, sino la organización de todas las actividades.

Esta organización, se inicia en el diagnóstico del estudiante. En aquellos casos donde los estudiantes, no importa su nivel educacional, tienen poca o ninguna experiencia en este tipo de ambiente y/o en los procesos a distancia se requiere de ayudas extras, de tiempos más extensos o de cursos previos. Con los profesores de nuestra Universidad planteamos varias estrategias, una de ellas consiste en la creación de exámenes en línea con carácter diagnóstico y que pueden resolver tantas veces deseen.

Además de estas sugerencias planteamos un grupo de indicadores que permiten al profesor evaluar su aula digital, entre ellos los más importantes son:

1-   Organizar todos los recursos, actividades y bloques en función del estudiante y no del profesor.
2-   Facilitar el desarrollo integral del estudiante. No se trata solamente del contenido, se debe velar por lo estético del aula, sus combinaciones de colores, la formación de valores como la responsabilidad, la puntualidad en la entrega de trabajos, entre otros.
3-   Permitir con facilidad el acceso del estudiante a todos recursos disponibles.
4-   El estudiante debe sentirse “cómodo” dentro de la plataforma y en el aula digital. Significa un acceso sencillo, el empleo de temas visuales que acopañen la lectura, colores claros y con contrates aceptables, tamaño de la letra adecuado, entre otros elementos.
5-   Presencia de suficientes ayudas informativas, insistiendo en lo gráfico para ahorrar tiempo en la lectura. Sugerimos la creación de mapas conceptuales en los que se indiquen las unidades de la asignatura.
6-   Posibilidad de colocar su fotografía y una breve descripción de sus intereses y gustos.
7-   Diversas formas de comunicación en la plataforma. Evitar ruidos en la comunicación al crear canales paralelos. En el caso de emplear WhatsApp debe exigirse que solo sea para comunicaciones puntuales.
8-   Existencia de recursos que permitan construir su conocimiento con la ayuda de los demás estudiantes. La presencia de foros y el trabajo en grupo son dos pilares importantes.
9-   Descargar archivos de cualquier tipo de formato y subir aquellos en formatos establecidos. No abusar de la cantidad de archivos a descargar ni tampoco convertir el aula en un almacén digital.
10- Control por parte del profesor de los accesos de los estudiantes a todos los recursos de contenido e interacción desarrollados,
11- Emplear diferentes recursos para la evaluación al estudiante.
12- Sección o espacio de novedades y de consultas al profesor.
13- Organizar el trabajo en el aula a partir de condicionales.

Los condicionales en la organización del aula digital.

El último punto de los indicadores anteriores viene a constituirse en una de las bases de la organización del aula digital. Se trata de incorporar restricciones de acceso o condicionales a las diferentes tareas que se ejecutan en dicha aula. Por ejemplo antes de responder una tarea evaluativa, el estudiante debe iniciar la lectura de los contenidos teóricos y participar en un foro exponiendo su criterio y complementando el de otros de sus compañeros. Una vez que realiza esas tareas, se habilita la evaluación de dicho tema.
  
El esquema ilustra el recorrido del estudiante antes de alcanzar la tarea evaluativa
Los condicionales contribuyen a la mejora en la organización del estudiante, reduce el tiempo en la plataforma y crea un clima que favorece la motivación y el interés. El establecimiento de los condicionales permite el desarrollo de las competencias de los estudiantes, mejorando su autonomía y la seguridad en todo el recorrido por las diversas actividades que va a encontrar en el aula digital.

Un ejemplo de restricciones. En este caso es necesario ver previamente un video
para avanzar a esta actividad.

Es de esperar que lo anterior contribuye a disminuir la cantidad de deserciones que se experimentan en los cursos a distancia.

Moodle es la plataforma, pero no es la garantía del éxito en el curso. El aula digital es construida por el profesor, su calidad no depende del empleo de Moodle, sino de la organización didáctica del aula, que se inicia en su diseño instruccional. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...